Pegaso Barajas Valla Baja



5,99 €

Más

Los colores de las imágenes de los productos pueden variar ligeramente debido a la posible diferencia de calibración de la pantalla con la que se visualiza.

Pegaso barajas la historia de este camión en España y características

La sede de la empresa española ENASA ubicada en Barajas, Madrid, fue donde se fabricó el Pegaso Z-207 Barajas, un modelo que encabezó los nuevos diseños de la fábrica y cuyo diseño estuvo a cargo del ingeniero Wilfredo Ricart.

Historia del Pegaso Barajas

Es así como en 1956 comienza la producción del Pegaso Z-207 Barajas, un camión que para nada se relacionaba con los antecesores y destacaba por su innovación y mejora de las prestaciones, en él se aplicaron una serie de técnicas sin precedentes en ninguna otra unidad, dejando en evidencia el ingenio de su creador.

Dotado de una caja de seis velocidades que se complementaba con un actuador que funcionaba tanto para distancias cortas como largas, un motor de 6 cilindros en V a 110 grados, de diesel y cuya potencia a 2000 rpm alcanzaba los 110 CV llevados 120 CV en poco tiempo.

Pero no todo fue perfecto al principio, el novedoso modelo Pegaso Barajas fue concebido con una debilidad en el sistema de frenos, algo delicado para un vehículo de carga que justo presentaba deficiencias a la hora de frenar cuando estaba cargado de mercancía, fallo que paulatinamente corrigieron con la adaptación de compresores de aire.

Características del Pegaso Barajas

Uno de los componentes con los que debutó este camión resultó tan costoso para construir, que se cambió en la siguiente versión, se trata del chasis que no era completamente recto y que albergaba la suspensión el motor y el eje diferencial, fueron finalmente sustituidas por un chasis recto.

Pero las innovaciones en este modelo que para entonces resultó ser muy avanzado, pudieron cubrir cualquier deficiencia inicial, hablamos de un camión que fue muy cómodo para circular por las carreteras bastante accidentadas de la época y todo gracias a la suspensión independiente del eje de adelante.

No había cargas que necesitaran ser entregadas con urgencia y que el Pegaso Barajas no pudiera transportar con la velocidad que el caso necesitaba y todo esto sin poner reparo en la hora, si se trataba del día o de la noche.

El alto precio de este camión lo hacía poco accesible a los usuarios, quienes por poco más de la mitad del valor podían comprar un Barreiro, el competidor más cercano.

La evolución del Pegaso Barajas no se hizo esperar y gracias a las constantes mejoras, lanzaron el 1031 de chasis recto y con capacidad para 8 toneladas; aun así la marca Barreiros había alcanzado una buena posición en el mercado y era difícil competir con los precios de los camiones de la empresa.

Surge entonces la necesidad de firmar con la empresa británica Leyland un preacuerdo, algo que sucedió en el año 57, desde entonces ENASA comenzó a importar ciertos modelos de la marca británica.

Se acercaba el ocaso del Pegaso Barajas con el permiso para fabricar en España el motor del modelo Leyland Comet, dando paso al Pegaso Comet, el sustituto del Barajas.

Mucha confianza tuvo ENASA de que este nuevo modelo de Pegaso, el Comet, fuera exitoso, pero no dejó al azar tal premisa y prepararon toda una campaña publicitaria para dar a conocer el camión que consistió en conducir en caravana las primeras unidades por todo el territorio nacional hasta llegar a los respectivos concesionarios, todo esto apoyados por los medios de comunicación.

Esta idea sin lugar a dudas tuvo el efecto esperado y miles de posibles clientes pudieron conocer el nuevo modelo y sus versiones, así como el precio que por cierto y dados los ajustes muy bien llevados en los procesos de producción, resultó ser bastante accesible y atractivo.

Parte del éxito del sustituto del Pegaso Barajas, tuvo relación directa con los distintos tamaños de los chasis lo cual se ajustaba a las necesidades de los diversos usuarios y dio en el clavo mejorando la venta de unidades; además estaba disponible en 4x2 y admitía cargas de hasta 13.000 kilogramos.

Mantuvo algunas características propias de los modelos que le antecedieron, como la presencia de la cruz y de la chapa en la parte que se antepone al radiador, sin embargo, el tamaño de la cruz era visiblemente más grande que la del Barajas y el nombre dado por la fábrica fue Pegaso 1090, mejor conocido como el Comet.

Los clientes que compraron este producto también han comprado...

30 otros productos de la misma categoría: